Zipi, Zape y otros 5090 más

El Fuenlabrada vuelve a hacer de las suyas en la Liga ACB. Más bien, Zipi y Zape vueven a las andadas, el Rubio de Alaska y el Moreno de Asturias. Más de 60 de valoración entre los dos. Y sin quitar méritos al resto de la plantilla.

Desde luego, que lo vivido en el Fernando Martín esta temporada está siendo inaudito, hacía años que no disfrutaba tanto con el juego de Fuenlabrada, pero es que lo que se pudo ver el sábado es la envidia de cualquier equipo grande de la ACB. Está a la altura de un Barcelona, un Real Madrid, y muy superior al juego desplegado por algunos grandes, como por ejemplo MMT Estudiantes, que debería aprender que con un equipo modesto se pueden hacer virguerías.

Desde luego, que esta temporada si tengo que destacar dos nombres, destaco los de Saúl Blanco y Brad Oleson, dos jugadores que han demostrado un estado de forma increíble. Y en el caso del primero una explosión de calidad espectacular. ¡Qué bien hizo el Fuenlabrada en apostar por él como estrella!

El partido del Sábado en el Fernando Martín recuperó la esencia del baloncesto en Fuenlabrada. Recuperó el ambiente, el cachondeo en la grada, y lo que es más importante, la presión del público, que hizo del pabellón un infierno. Para los árbitros y para el rival.

Desde luego que el partido fue perfecto en todos los sentidos. Me quedo con una declaración de Pablo Laso, que afirmó que fue imposible rebotear en defensa, porque Fuenlabrada no falló, literalmente. Y es que claro, cuando un jugador hace un 100% de tiro, y el equipo en general consigue un 90% en libres, un 80% en tiro de 2 y un 66 en triples, es muy difícil pararlo.

El partido en defensa fue intenso, y en ataque no se bajaron los brazos durante los 40 minutos. Y es que hasta un debutante, Nacho Guigou (que grande puede llegar a ser, ya que como afirmó Guill, tiene una cabeza privilegiada para el baloncesto, y puede conseguir un nivel físico espectacular), metió dos asistencias, una de ellas que finalizó en un espectacular mate de Ramos (que por otro lado estuvo soberbio).

Nikoloz Skita (vale, su nombre es impronunciable, pero me gustaría tener que pronunciarlo mucho de aquí a Junio, Renovación ya) fue otro detonante del partido: rebote, ataque, contraataque, tiro, defensa… hizo de todo. Y Valters, literalmente destrozó el partido con sus contraataques. Ferrán, con el dedo destrozado, tuvo la fortaleza y entereza de jugar, y jugar bien, aportando grandes cosas al equipo, y en general, el equipo bordó la perfección. Qué digo, estuvo el partido completo en la perfección.

El sábado fue uno de esos días en los que el rival no quiere salir a la pista. En los que el rival, es arrasado de la misma, y se ve impotente ya que haga lo que haga todo le sale bien al local. Lo siento mucho por los valientes de San Sebastián, que se tomaron con humor la derrota, y fueron merecedores de un aplauso al final del encuentro, que agradecieron por la paliza de kilómetros, sobre todo con el tiempo que hacía, y por el espectáculo del que apesadumbrados tuvieron que disfrutar. ¡No os preocupéis hombre, si hay equipos muy inferiores a vosotros que tendrían que estar bastante más preocupados!

Bruesa ha demostrado con sus actuaciones que tiene tablas para estar en la ACB, por su corta vida como equipo, y lo que ha conseguido hasta hoy. Y sobre todo, por la plantilla, que está por encima de la de otros equipos.

Aunque me pregunto yo… ¿Y Sergio Sánchez? No es el que vimos por Fuenlabrada y que Estudiantes se llevó. Ni por asomo. Ahora bien, como vuelva a serlo, tendréis una perla en la plantilla…

Desde luego, si hoy tengo que comentar algo es GRACIAS. Gracias Fuenlabrada por esos 108 puntos, el espectáculo, la entrega, el arrojo, las ganas y la fuerza demostrada en el partido. Y por esos 141 de valoración.

Y es que este equipo puede llegar lejos: de hecho Oleson y Saúl están en las posiciones altas de todos los ránkings estadísticos de la ACB. Señores, hemos encontrado a la revelación: Brad. Y al equipo revelación: Fuenlabrada. Y al entrenador revelación: Luis Guill.

Y que sigan así muchos partidos más. Yo mientras seguiré disfrutando del baloncesto.

Por cierto, este artículo cobra más fuerza y más vida, si recuerdo una cosa: el viernes 7 jugadores de la plantilla eran duda para el partido, de hecho me veía yo sobre la pista, o otros 10 aficionados más jugando el partido. Ojala todos los virus se recuperaran de esa forma…

GRACIAS FUENLABRADA!

También podría gustarte Más del autor