Un blogger en la Fase Final del Eurobasket: día 3

Sábado 15 de septiembre, día de las semifinales, nos esperaba Grecia a las 19:00 por motivos futbolero-televisivos. No iba a ser nada fácil, nadie confiaba en una tercera paliza consecutiva a los griegos tras la final de Japón y el partido de la segunda fase, pero aún es pronto para hablar del partido.

El objetivo del día era hacernos fotos con los jugadores, la misión sabíamos que era difícil, casi imposible, pero había que intentarlo, así que tras el desayuno matinal con productos tradicionales de la cultura madrileña como son los “Dunkin’ Donuts” nos dirigimos hacia Puerta de Europa, para ver las torres desde cerca, y los nuevos rascacielos de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid, también pasamos por un Santiago Bernabéu que estaba rodeado de seguidores almerienses porque el Almeria jugaba por la tarde.
gasol firma autografos
Después visita al Basket Square que estaba en la Plaza Colón, que estaba bastante lleno de gente que hacía sus jueguecitos para llevarse sus productos de merchandising variaditos. Allí cerca estaba el hotel donde se alojaba la gente de la FEB y fuimos a ver si podíamos averiguar donde estaba la selección. Un amable policía nos dijo que estaban en el Meliá Castilla, que estaba justo donde estuvimos por la mañana, así que de nuevo al metro y subimos a Plaza Castilla y comimos otro menú tradicional madrileño (Sándwich del Rodilla), y a las 4 nos plantamos en el hotel (hasta las 5 no salía el equipo).

Un grupo de chicas y cinco o diez personas esperábamos allí pacientemente, aunque poco a poco se fue poblando, lo que hizo que se fueran disipando nuestras esperanzas de conseguir fotografiarnos con los jugadores.

Al poco rato llegaron los autobuses de Francia y Croacia que habían jugado a las 14:00, primero salieron los franceses, con cara de pocos amigos, y Tony Parker con cara de “ningún amigo”, y dando poca oportunidad a la gente para fotografiarse con ellos. Luego salieron los croatas, más distendidos, y allí teníamos nuestra ocasión, así que desenfundamos nuestra bufanda del Lucentum y a voz en grito llamamos a Mario Stojic, que rápidamente se dio cuenta y vino sin dudar para fotografiarse con nosotros y de paso desearnos suerte para un rápido ascenso. Mario Crack!!

La gente se siguió amontonando y el objetivo foto era imposible, llegó el momento y los jugadores salieron justo por la valla opuesta y firmaron algunos autógrafos y poco más. Destacar que Pau salió el primero y llegó el último al autobús.

Al menos conseguimos estar cerca del equipo. De nuevo al metro y al pabellón, el ambiente era mayor que los días anteriores, nos ubicamos en nuestras butacas y allí vivimos el partido que como era previsible fue muy sufrido y la efectividad en los tiros libres nos dio el triunfo que esos mismos tiros libres nos negaron en la final con Rusia.

También podría gustarte Más del autor