Un blogger en la fase final del Eurobasket: Día 2

Viernes 14 de septiembre, con la clasificación para semis en el bolsillo, el día era para disfrutar con algo más de tranquilidad de la jornada, de Madrid y de dos buenos partidos como eran el Eslovenia-Grecia y el Croacia-Rusia.

La mañana la dedicamos a hacer turismo por Madrid, con esa relajación de no tener partido por la tarde, visitando los sitios más característicos de la capital. El ambiente de baloncesto brillaba por su ausencia en toda la ciudad, a pesar de ello en la Plaza Mayor tuvimos la ocasión de fotografiarnos con Dejan Bodiroga, a parte de esta anécdota nada hacía indicar que estabamos en la ciudad donde se celebra un Eurobasket.
ramon eurobasket bandera españa
Ya por la tarde en un pabellón con media entrada, y los palcos Vip vacíos, asistimos a dos grandes partidos muy igualados y verdaderamente emocionantes.

Durante los partidos, la mascota iba por las gradas animando y haciéndose fotos con el personal, mientras que en los descansos las coreografías espectaculares de las cheerleaders hacían guiños a los distintos países, al igual que la megafonía, que ponía canciones que eran exitazos en Lituania, Croacia… y hacía que los aficionados de esos países botaran como locos.

Tras la victoria de Rusia por sólo 2 puntos ante una Croacia que les dio más guerra de la que se esperaban llegó el partidazo del día, y para mi el más emocionante del torneo, no solo por el final dramático, sino por la gran afición griega con la que pudimos disfrutar de una remontada de esas que se ven de uvas a peras.
aficion griega gorro waterpolo
El colorido y el ambiente que aporta la afición griega es espectacular, animan de principio a fin, ganen o pierdan, y vivir desde dentro ese partido con ellos fue una experiencia inolvidable. La remontada final fue de órdago, y la locura en las gradas no fue menor.

Fue un día para disfrutar del baloncesto y del ambiente generado en el Palacio, y para cargar baterías para lo realmente duro que aún estaba por llegar, las semifinales y la final.

También podría gustarte Más del autor