Un blogger en la fase final del Eurobasket: Día 1

Allá por el día 1 de junio se pusieron a la venta las entradas para el Eurobasket 2007, y milagrosamente, pude conseguir las ansiadas entradas para ver en Madrid la fase final junto a mis dos compañeros de batallas baloncestísticas. De aquello me quedará siempre la pregunta de ¿cuántas entradas salieron a la venta?, y después de ver el aspecto del pabellón en Madrid, creo que salieron muchas menos de las debidas.

Bueno, vayamos al grano, jueves 13 de septiembre, 8:30 de la mañana, comienza el Tour, partimos dirección a la capital. Tras dejar las cosas en el hotel y reponer fuerzas nos dirigimos hacia el Palacio de Deportes de la Comunidad, en el ambiente de la ciudad, del metro, nada hace presagiar que se está celebrando un Eurobasket, hasta que aparecemos en la Avenida Felipe II y vemos el Palacio al fondo.

ramon en el madrid arena

Eran los prolegómenos del Rusia-Francia, primer partido de cuartos, no había mucho ambiente, pero ya se veía que los lituanos eran mayoría y llenaban sus depósitos de cerveza en el bar de la puerta del pabellón que previamente se había aprovisionado de una cerveza que en Lituania parece ser que se la beben como agua. En la entrada al pabellón se montó un atasco de gente, y los de seguridad no se esmeraban demasiado, pasaban el detector, pitaba…pero pasabas igual. Una vez dentro uno se queda impresionado con el Palacio, un recinto amplio, cómodo, con una megafonía perfecta, temperatura óptima, visibilidad perfecta.

Primer partido, con victoria más ajustada de lo previsto de Rusia, y el medio centenar de aficionados rusos disfrutando del triunfo.

Llegó el debut de España ante la Alemania de Nowitzki and friends, partido que acabó con victoria apabullante de España, pero lo más interesante y curioso sucedió cuando el marcador que hay encima de cada canasta se quedaron literalmente “fritos”, el partido se paró, la gente no sabía muy bien que pasaba, por megafonía dijeron que había un problema y que tardaría unos minutos en solucionarse, la música sonaba… y unos 5 minutos después se oye por megafonía la siguiente frase: “…El problema no se ha solucionado… el reloj no va a funcionar y cuando queden 8 segundos de posesión el speaker lo dirá…” la pitada fue descomunal, yo no había visto semejante chapuza en mi vida y así siguió el partido, sin marcadores de 24, y el speaker diciendo “eight seconds”, vamos de chiste!! Esa fue la anécdota del día.

El pabellón estuvo semivacío en el Francia-Rusia, y en el partido de España no se llenó tampoco, y menos las abundantes zonas VIPS, pero eso es harina de otro costal y da para otro culebrón.

Después del partido la charanga que animaba a la grada superior salió tocando a modo de pasacalles desde la grada hasta la calle y luego hasta el metro… dando marcha incluso dentro del propio vagón…un show!!

Lo importante es que España ganó y nos garantizamos un plácido viernes y sábado de disfrutar de Madrid, de baloncesto hasta las semifinales. Todo empezaba bien. (continuará)

También podría gustarte Más del autor