Tiro Adicional: “La suma de generaciones”

NAIA FERNÁNDEZ/DPTO COMUNICACIÓN FEB

Para todas aquellas jugadoras que sueñan con alcanzar un puesto en la selección absoluta femenina hay un camino claro, las selecciones españolas inferiores. Ése es el camino que han trazado todas y cada una de nuestras internacionales en los últimos tiempos, con la excepción obvia de Sancho Lyttle.

Estar entre las 12 elegidas que representarán a España es un círculo abierto siempre a jóvenes valores, eso sí, hay una columna vertebral que la forma la generación del 76 con la mejor jugador de la historia del baloncesto español, Amaya Valdemoro, que ha compartido con Elisa Aguilar e Isa Sánchez gran parte de los éxitos de España en la última década y del último lustro. Este trío ha formado un bloque compacto que a su vez siempre ha estado abierto a la incorporación de jóvenes valores. Esto ha sido así hasta tal punto que casi cada generación ha aportado su referente,: del 79 es Laia Palau, del 80 Anna Montañana, del 81 Marta Fernández y Cindy Lima, del 83 Lucila Pascua, del 84 Núria Martínez, del 86 son Anna Cruz y Blanca Marcos, al 87 pertenecen Silvia Domínguez y María Pina, y la última gran irrupción es la de la generación del 89 con Alba Torrens y Laura Nicholls asentándose en la absoluta mientras que jugadoras como Tamara Abalde o Laura Herrera siguen estando en la órbita del combinado nacional.

De estos datos el director deportivo de la FEB Ángel Palmi concluye que “la solidez del baloncesto femenino la da cada generación” y que “las medallas que se consiguen en categorías de formación repercuten de manera directa en crear un poso permanente en la selección senior”.

Los éxitos de la selección española absoluta, subiendo al podio en los últimos cinco Eurobaskets dan la razón al trabajo que se está realizando y a su vez las medallas de las selecciones desde la U16 hasta la U20 en sus diferentes campeonatos aseguran además el presente y el futuro de España en el ámbito internacional. Así lo cree el seleccionador absoluto José Ignacio Hernández que resalta que “el gran nivel competitivo de nuestras selecciones en categorías inferiores hace que nuestras jugadoras jóvenes estén capacitadas para, llegado el momento, dar el salto a la selección senior. También esto es posible en gran parte a que han adquirido experiencia en sus clubes. Todo eso nos permitirá este verano contar con nuevas jugadoras que complementen la estructura ya existente”.

Está claro, las nuevas generaciones pisan fuerte, las del 89 así lo han demostrado, ahora las que fueron plata en el Eurobasket U20 del pasado verano, las protagonistas de la añada del 90, están a las puertas de la absoluta pero habrá que esperar para saber si Xargay y Ouviña, serán las siguientes en esta suma de generaciones.

Visualizar online (Necesario flash)

Visualizara en PDF (También para IPad)

Más noticias en la web de la FEB

También podría gustarte Más del autor