Se buscan pívots

Ahora tenemos a los Pau Gasol o Lucila Pascua, con Marc o Cindy Lima apretando desde detrás. Pero la Federación Española de Baloncesto está ya buscando a los pívots del futuro, a los hombres altos de las selecciones que competirán dentro de unos años. La Operación Altura, integrada dentro del Programa de Detección de Talentos de la FEB, se pone en marcha con el objetivo de captar a jugadores con altura superior a la media en edad temprana para mejorar sus capacidades de juego.

El objetivo es claro: detectar, controlar y captar a todos aquellos jugadores/as “grandes” (con medidas antropométricas superiores a la media) en edad temprana y con características idóneas para mejorar sus capacidades de juego. Para ello cuentan con tres de los grandes nombres del juego interior de la historia del baloncesto español: Moncho Monsalve y Betty Cebrián coordinando el programa y la colaboración de Fernando Romay.

Con la colaboración de las Federaciones Autonómicas y los clubes se detectarán posibles jugadores de futuro en las competiciones escolares, las federadas, en el Programa Escolar o incluso en otras actividades o deportes. Durante el Puente de la Constitución el Gabinete Técnico de la FEB realizará la selección definitiva. Ahí se harán análisis individualizado, con pruebas médico-físicas que servirán de inicio a un seguimiento permanente de las futuras estrellas del mañana.

También podría gustarte Más del autor