Postre, medalla y olimpiadas.

España 92, Macedonia 80.
El baloncesto gana por los pelos a un Scariolo peleón.
Casi veinte horas después del partido y aun no he podido relajar todas las partes de mi cuerpo.
Me he prometio a mi mismo no hacer ninguna broma fácil con el nombre del rival.
Partido en el que primaron los ataques sobre las defensas…a España le bastaron tres para ganar el partido…los Macedonios decidieron atacar todo el partido, unas veces la canasta rival y otras la integridad física de los nuestros, siempre bajo la atenta mirada y supervisión de tres profesionales del arbitraje.
A.- Jugar la semifinal contra Macedonia, sabíamos que no iba a ser fácil.
B.- Jugar la semifinal con uno de los arbitrajes más vergonzosos de todo el campeonato, lo hacía aun más difícil. (Pepe, sigues sin solucionarme esto)
C.- A+B+Scariolo por momentos se hizo imposible…
…hasta que Ricky Rubio metió el triple…ese partido ya no se podía perder.
Un mal día lo tiene cualquiera: Pau Gasol (22 puntos,17 rebotes)
Navarro: tic tac, tic tac, tic tac…¡boooooooom! (36 puntos)…sin palabras…bueno, solo cinco: adoro a este hombre.
Muy buenos e importantes minutos para Ibaka. Este es Serge que todos esperamos.
En fin, victoria, final, medalla y Juegos Olímpicos…no se puede pedir más, de momento.
PD. Ahora toca demostrar que Europa no empieza en los Pirineos.