Si no lo veo no lo creo (02/11/2009)

En la esquina derecha, con pantalón blanco, el campeón, TAU Cerámica; y al otro lado, en la esquina izquierda, con pantalón azul, el aspirante, Real Madrid. A partir de ahí, todo fueron palos, en un encuentro que los Baskonistas ganaron a los puntos, nunca mejor dicho. Por algo se dice que es un deporte de contacto ¿no?. La suerte es que entre empujones y hachazos pudimos ver buen baloncesto. Tres derrotas consecutivas son suficientes para hacer saltar las dudas en la casa blanca.

Mientras tanto Unicaja y Barcelona suman sendas nuevas victorias a domicilio frente a Murcia (que tiene muy mala pinta, con el cariño que le tengo yo ha este equipo) y Fuenlabrada (el milagro nuestro de cada año) que les mantienen en lo más alto de la tabla clasificatoria junto a los vitorianos.

Tras el trío de cabeza: dos sorpresas y dos no tanto: Gran Canaria que ha vencido a un correoso Menorca en el duelo insular (pío, pío, por el trabajo bien hecho y la valentía de una política arriesgada, nunca me cansaré de decirlo); Manresa, que hoy le ha cambiado su tradicional color naranja al Pamesa por el colorado y por el blanco de los pañuelos que al final del partido se podían ver en la grada de la Fonteta (pidiendo alguna que otra oreja y algún que otro rabo); Juventud y Granada, que se enfrentaban esta jornada y en el que “la penya” se ha dado un festín a costa del equipo nazarí.

El resto de la jornada se ha saldado con una victoria balsámica del Bilbao frente a sus vecinos del Bruesa, y con la segunda del CAI, prórroga incluida, frente al Estudiantes del “marchoso” Casimiro (no le iba la marcha Don Luis, pues lleva unas cuantas tazas). Y es que más vale bueno por conocer que malo conocido.

También podría gustarte Más del autor