Oro parece, plata no es.

España 98, Francia (la de verdad) 85.
Resumen del partido: BA-LON-CES-TO! Con todas sus letras y en mayúscula.
A los amigos franceses: cuando juegas contra España no te dejas ganar, simplemente pierdes.
Es curioso, hoy me está costando más que nunca escribir estas líneas…no me quiero dejar a nadie…Pau: sin tí no soy nada; Ibaka: el único que puede decir que se ha dejado los cuernos. Cinco tapones en 3,43 minutos…mami que será lo que tiene el negro!; Victor Sada: o como jugar con la misma intensidad un minuto, cinco, diez, una final de un Eurobasket o un partido de solteros contra casados; Calderón: agradecido y emocionado, solamente puedo decir, gracias por venir; Felipe Reyes: España entera quiso que fueras tú quien levantara la copa de campeones…todos los días sale el sol, felipón!; Rudy: la intensidad elevada al cuadrado; Marc: enorme en todos los sentidos; Llull, Ricky, San Emeterio, Claver, Scariolo y todo su cuerpo técnico (con sus virtudes y sus defectos, los cuales obvio hoy por que el oro me ha cegado, pero que no sirva de precedente)…y un nombre por encima del resto: Juan Carlos II Rey de España y MVP de Lituania.
Hoy sobran las palabras, pero solo diré tres: CAMPEONES DE EUROPA.
PD. Quiero y deseo que este año sea Juan Carlos Navarro quien pronuncie el discurso de Navidad.
PD2. Pau+Navarro+Reyes: Siete medallas para tres hermanos.
PD3. El Eurobasket empezó el día treinta y uno de agosto…dieciocho días después los de Caser siguen sin haberle reparado la gotera a Marc.