La Crónica del Dr.House: ¡Niño, cierra la ventana que hay corriente! | 24segundos.com

La Crónica del Dr.House: ¡Niño, cierra la ventana que hay corriente!

El viento es muy malo, ya me lo decía mi abuelo cuando de pequeño me llevaba a la playa, “cuidado no se te lleve la corriente”; y eso mismo intentaba explicarle yo a mis triples, pero no había manera. No era tarde para tiradores, era tarde para gladiadores, donde las medias tintas defensivas sobran y sólo los más fuertes prevalecen.

Repuestos de sus quehaceres, volvimos a reencontrarnos en cancha con integrantes tan importantes como “los codos de Pipo” y Pepenc (posiblemente el único caballero del 12Bridges, capaz de abrir la puerta a tres pobres desdichados que pedían caridad a gritos).

Y a golpe de tiro libre dos formaciones para abrir el festival baloncestístico: Marianovic, Dr.Moon, Chicho y Pepenc VS Sansonero, Karakolillo, Valero y Daeron. Algo mágico flotaba en el aire y no era el humo de los cigarros de la risa. El hambre, ese factor que en deporte determina victorias, llamaba a las puertas del segundo cuarteto. Sansonero se erigió en líder de la formación, Valero puso cerco a la zona, su zona; y Fran y Daeron se repartieron todo el perímetro. Ante semejante trabajo la victoria no tardó en caer.

Los siguientes en probar suerte fueron Edith, Suburu, Proc y Pipo. Inconscientes, corrieron a la boca del lobo. Una leyenda estaba a punto de forjarse. Como un vendaval les pasaron los Sansonero y compañía, pases acrobáticos incluidos. Dos de dos.

Las legiones del 12Bridges nunca llevaran bien que una tropa se adueñe de una cancha y encomendándose a los clásicos una nueva formación nació para cortar la racha. El anfitrión Cocacolo, se sumó a Dr. Moon, Marianovic y Chicho. Pero justamente, así es como uno se hace grande, jugando contra los mejores y ganándoles. Canastas y acciones de espectáculo y la pista ya reconocía a sus dueños. Hasta Daeron se soltaba en ataque…

El cuarto partido de la tarde cayó del mismo lado. Karakolillo volaba sin freno en las entradas, Sansonero anotaba lo imposible, Valero ganaba tantos balones como hacían falta y Daeron aparecía allá donde le requerían. La gloria al alcance de la mano.

Hasta que llegó el quinto. No hay quinto malo dicen los taurinos. Esta vez el hambre no fue suficiente para mantenerse sobre la pista. Dr.Moon, Cocacolo, Marianovic y otro nuevo fichaje, Proc; dieron al traste con las esperanzas de sus rivales que querían perpetuarse hasta la saciedad. A pesar del claro desgaste la igualdad fue máxima. El mejor pase de la tarde salió de las manos de Karakolillo voló a través de las piernas del Dr. Moon y no lo desaprovechó Daeron. Empate a tres y en una ayuda interior, todo se fue al traste. El Dr. abrió balón, Marianovic recibió sólo y con tiempo para pensar y suyo fue el honor de anotar el primer triple de la tarde (N.A: el triple no cerró el encuentro en realidad, pero así queda mucho más novelístico. El triple de Mariano supuso un 1-3 y el resultado final fue de 3-5).

Pero como la suerte va por barrios en el siguiente partido Edith, Chicho, Pipo y Pepe marcaron la zona y se hicieron con el triunfo. En especial Chicho que decidió marcar a Cocacolo con un hachazo en toda regla. Parecía que sería la acción más dura de la tarde, pero lo mejor (aunque en este caso uno no se atreve a usar tal acepción) estaba por llegar. Mención a parte para el triple de Pipo que al grito de: ¡No va!, dejó a todos boquiabiertos con un “piponazo” (de recibo es apuntar como Eolo, del lado de Pipo, desvió el lanzamiento un par de metros para conseguir una canasta limpia).

El equipo de la tarde entró desmembrado, con Suburu en el lugar de Fran. Pero en la segunda acción Valero se resintió de un pinchanzo y puso fin a su participación pachanguera. Muchos fallos en esta confrontación. El aro tragón del 12Bridges lo repelía todo y el sufrimiento dio la victoria al saber hacer de Pepe y a la extraña técnica de Pipo. Esta vez Suburu no llegó a Rey de los enanitos, aunque conquistó muchos corazones, todos querían arrimarse a él.

RafaLucio completó la alineación pachanguera a altas horas y demostró que mantiene el encanto a pesar del largo tiempo de separación. En su primera aparición se mostró resolutivo y aprovechando dos mandarinas de Daeron dio la ventaja a su equipo que Sansonero se encargó de no hacer de menos con un triple y otra victoria.

Las rachas de victorias habían pasado a mejor vida. Nada es eterno en el mundo de las pachangas foreras a excepción de un elemento desequilibrante: Pipo. Suyo es el honor de la acción más bestia-sonora de la tarde. Que le pregunten a Sansonero, cuyo antebrazo conserva hasta las huellas dactilares marcadas a fuego. Nunca antes se escuchó tal grito desgarrante… Pipo demuestra que es el arma letal más perfecta que existe. Piponator.

El último encuentro se jugó a 21 para darle emoción, aunque no tuviera tal. Los Cocacolo, Dr., Mariano y Proc se llevaron el lance con un 21-15 frente a Edith, Chicho, Pepe (sustituido por Daeron) y Pipo. Fueron los mejores minutos de los “richard geres”. Muy bien Dr.Moon, Mariano y Cocacolo. Mucha movilidad, osadía y acierto en el tiro desde todas las distancias. Sólo Edith les hizo sombra y hubo de soportar un doble bloqueo del que se deshizo a empellones.

Sin más que contar a parte del consabido baño al que un servidor no asistió, me despido hasta la próxima semana con los premios varios.

 Premios Daeron. Edición 4

Mayor progresión: Daeron (mejorando al ritmo de defensa más defensa)
Donde pongo el ojo pongo la bala: Cocacolo (clavando un triple sin ver un pimiento)

Envíos express: Karakolillo (por su pase de dibujos animados)
Codos para qué os quiero: Pipo (con total mérito y dolor para todos los que lo vimos)
El rock and roll nunca muere: Cocacolo (parece que no, pero al final está en los puestos de arriba de todas las tablas de estadísticas)
Psicólogo en pista: Suburu (hay que darle siempre un premio al jefe)

Mejor defensor: Cocacolo (porque la experiencia es un grado y a un padre no se le enseña a hacer hijos)
Si lo sé no tiro: RafaLucio (motivado por los ánimos de todos entró a canasta con convicción cero y terminó estrellando el balón en el lateral del tablero)

Manos, me siento traicionado: todos los que intentamos un triple cuando soplaba el viento (melones traigo)

Cuarteto mágico: Karakolillo, Daeron, Valero y Sansonero

Premios Jovenalumno (Daeron disfrazado)

MVP: Sansonero
Siquevoyaunqueseráqueno.com: American Graffo
Se le añoró: Pelucho (hay que ver la vida que da a las pachangas)
Si lo sé no vengo: Jovenalumno (¡ah!, si no vino. Lo que hacen algunos para no tener que colaborar en las crónicas)
No me hace falta abuela: RafaLucio (lo bien que vende este hombre a la Peña Cruzada Azul, hasta ofertaba entradas de otros pabellones)

También podría gustarte Más del autor

hello