La crónica del Dr. Moon: Volver…

…con la frente marchita, las nieves del tiempo, platearon mi sien; sentir que es un soplo la vida, que 20 años no es nada; que febril la mirada errante en la sombras, te busca y te nombra;

Vivir con el alma aferrada a un dulce recuerdo que no ha de volver.

Como dijo el gran maestro Carlos Gardel, he vuelto. Ya se que no han sido 20 años, y que no vuelvo con la frente marchita (vuelvo con un siete en la nariz; momento que aprovecho para decir a los que son “jóvenes”, y a la vez “alumnos”, que se corten las uñas antes de venir a la pachanga); pero al coger la pluma (y no me refiero a la que exhibo cada miércoles en la cancha), la sensación ha sido como la que tuvo Gardel; un dulce recuerdo, que en esta ocasión, ha vuelto.

En pleno debate de si la Reina debe o no pronunciarse sobre cuestiones que no competen a la monarquía, de si es mejor que voten a Obama o a McCain, de si es verdad lo de la crisis; de si Raúl debe volver o no a la Selección, o de si se le debe pitar o aplaudir a Lucio; se jugó la “pachanga de la incertidumbre”. La discusión de la semana de si se debía jugar un 4×4 o un partido de “machotes” siguió en la cancha. Al final se decidió por el formato estándar de 5×5 o “como correr y no morir en el intento”. Y el invento funcionó. Creo que los pachangueros se leyeron de principio a final el decálogo que nos dejó nuestro querido Cocacolo; y lo que es más importante, lo pusieron en práctica.

Los equipos: DrMoon, Karakolillo, Alicantino, Pepenc y RafaLucio de lado de los azules y Marianovic, Jovenalumno (alias TeenWolf, por las uñas, no por el pelo), Roger, Pipo y Daeron. El primer envite se hizo a 10 tantos, y no defraudó a nadie, se corrieron contraataques, se hizo balance defensivo; y se perdieron muy pocos balones. El partido lo ganó el equipo azul, más por méritos propios que por deméritos del contrario. El segundo, nos enfrentó al denominado “RafaTeam”. Rafalucio se pasó al rival, y en su lugar entró Roger con los azules. Dan miedo cuando saltan a la cancha… su altura, sus músculos marcados (vaya, ya empiezo con la pluma)… vamos, que tienen pinta de jugadores de baloncesto, no como otros, que parecemos jugadores de Curling. Pero no todo es la pinta. En esta ocasión el partido fue a 5 tantos, y volvió a caer de manos del equipo local; gracias a la buena compenetración del quinteto. Recuerdo un ataque con siete pases antes de lanzar a canasta. Dos triples del Doctor y una contra de Pepenc les dieron la victoria.

Para el siguiente partido, mi nariz sangraba ya como un toro de lidia, pero “el camacho que llevo dentro” hizo que siguiera jugando. Nuevo cambio: Roger con los blancos y un integrante del RafaTeam con los azules. Gran partido de los dos equipos, sobre todo de Marianovic, que más motivado de lo normal, hizo un partido perfecto, y consiguió poner el 5-4 en el marcador. Del siguiente partido no puedo dar fe, ya que no pude presenciarlo. Tuve que ir al cirujano para que me tomase medida de la nariz, y poder así hacerme una prótesis. Vamos con los galones:

No in my home: Sin duda, uno de Alicantino.

QUINTETO DE LA SEMANA: Pepenc, Alicantino, Karakolillo, Marianovic y DrMoon.

SweetMoment: Marianovic y Drmoon.

Manos me siento traicionado: para Jovenalumno, sus manos actuaron con voluntad propia!!!!!

Premio “Se le echa de menos”: Para Cocacolo. Sin un serbio en la cancha, las pachangas no son lo mismo.

Hasta el miércoles que viene.-

También podría gustarte Más del autor