La belleza está en el interior | 24segundos.com

La belleza está en el interior

Copiar es delito, imitar solo echarle morro. Y digo esto por que seguramente más de uno verá en este artículo ciertas similitudes de forma, que no de fondo, con la “maniera” del gran Aitor Pilán. Nada más cerca de la realidad. Desde este apartado rincón de la red, y con la libertad que me concede ser mi propio jefe, he decido hacerle un pequeño y personal guiño/homenaje a uno de los bloggers cuya lectura es parada obligada en mi repaso diario alrededor de la pelota naranja. Hablemos entonces pues de baloncesto, o no. Primero y para ponernos en situación, un vídeo de Loquillo:

Y es que hace tiempo andaba yo perdiendo el tiempo por el planeta americano cuando mis ojos se fijaron en una cassellde esas encuestas que tanto nos gusta a los humanos (que amamos las listas… y a veces hasta las tontas). La votación versaba sobre un tema tan banal como curioso: se buscaba al jugador más feo de la NBA. Profundo. Elpelekanos agraciado con este dudoso premio había sido Sam Cassell. Aturdido y abstraido por la noticia, no pude evitar pensar en que jugador sería el beneficiario de dicho galardón en la competición patria. Una vez había reducido mentalmente la lista a tres jugadores, para no hacer un juicio unilateral sobre tan magna duda, busqué esas tres imágenes en mi guía de apoyo, y aun a sabiendas que ponía en juego mi relación sentimental, sugerí insistentemente (obligué con buenas maneras) a mi señora para que diera su opinión femenina y profesional sobre el asunto. Pues bien, no se si por interés, azar o desgana, su dedo índice señalaba el mismo jugador cuya belleza distaba más de mi canon masculino (queriendo aclarar que yo mismo disto bastante de mi propio canon). El elegido como jugador más feo de la ACB 07/08 había sido: Michalis Pelekanos.

Y así, con un final, rápido, frío e impropio de esta apasionada trama, al igual que la mayoría de las novelas que han pasado últimamente por la mesilla del que escribe, acaba mi artículo. Un artículo de baloncesto, o no.

También podría gustarte Más del autor

hello