España hace historia al derrotar a Bielorrusia (63-56) y conquistar su quinta medalla europea consecutiva

La selección española femenina sigue batiendo registros tras conseguir este sábado el quinto metal consecutivo en un Eurobasket al superar a Bielorrusia en la lucha por el bronce (63-56). El encuentro estuvo dominado por España pero el empuje de Leuchanka y Marchanka puso en los últimos instantes en apuros a ‘la roja’ que finalmente salió airosa.

En los primeros compases los dos conjuntos demostraron tener la pólvora mojada. Leuchanka quería protagonismo pero Cindy Lima se convirtió en su pesadilla después de la primera canasta de la bielorrusa. La pívot catalana se anticipaba a los pases sobre ella y también le cerró el rebote con lo que Buyalski acabó llevándola al banquillo. Sin Leuchanka, y con Verameyenka seguida muy de cerca por la pegajosa defensa española, las opciones ofensivas de Bielorrusia eran muy limitadas, además con el rechace en aro propio asegurado, ‘la roja’ pudo correr, sobre todo Alba Torrens que se mostró imparable (13-8).


En el segundo cuarto España fue un auténtico vendaval. Evaristo Pérez puso en cancha a Domínguez y Abalde que lanzaron al combinado nacional a un parcial de 18-0, dejando a Bielorrusia 8 minutos consecutivos sin anotar, situación que ya venía del cuarto anterior, hasta el 27-8 a los 14 minutos de juego. Y es que la selección española mantenía una gran intensidad, el trabajo defensivo era sobresaliente y en ataque se volvieron a repetir los mejores minutos de este campeonato, con un ataque descarado y valiente en el que participaron casi todas las jugadoras ya que el técnico español puso en cancha a las 12 antes del descanso y 9 de ellas consiguieron anotar.

Dos triples, uno de Marchanka y otro de Verameyenka devolvieron al partido a Bielorrusia. España no quería que su rival retomara el pulso al choque y Pérez solicitó un tiempo muerto. El despertar bielorruso era una realidad (31-20, min.18) pero un par de acciones consecutivas de Valdemoro y de nuevo una primera línea defensiva que anulaba cualquier línea de pase permitían un nuevo estirón español para irse al descanso con un tranquilizador 36-20.

Pero verse 16 abajo no afectaba especialmente a Bielorrusia, una selección un tanto indolente en este aspecto de mostrar las emociones sobre la pista. España no se podía permitir el lujo de relajarse y sin embargo lo hizo. Una serie de malos pases junto a un deficiente balance defensivo llevó a un parcial de las bielorrusas de 0-9 hasta un peligroso 36-29 en apenas 2 minutos tras la reanudación. Entonces Valdemoro volvió al parquet para con un triple otorgar cierta tranquilidad a ‘la roja’ que necesitaba contrarrestar el acierto de su rival.

La selección española agotó su margen de error con la penetración de Padabed y el triple de Trafimava (43-38, min.26). Montañana por dos veces y con 5 puntos consecutivos devolvía la renta española al +8. Pero Bielorrusia apretaba y tan sólo un triple de Nicholls en un acción sobre la bocina permitió coger más aire a España (49-40, min.30).

En juego estaba el bronce y nadie estaba dispuesto a renunciar. Marchanka comenzaba a afinar la puntería ante una fallona selección española que se veía apurada (49-43). Una gran penetración de Domínguez desatascó la situación y un posterior triple de Torrens llevaba a ‘la roja’ a superar la decena. De nuevo Domínguez fue importante asistiendo a Lima bajo el aro, regalo que la pívot catalana aprovechó para enderezar el camino de España hacia el bronce (60-48, min.37). Leuchanka quería darle emoción al final del encuentro y contó para ello con la complicidad de Marchanka, muestra de ello es que los últimos 44 segundos se afrontaron con 61-56 en el electrónico. Sin embargo ‘la roja’ aguantó la presión y se llevó el quinto metal consecutivo.

ESPAÑA, 63 (13+20+24+14): Lima (2), Palau (2), Aguilar (0), Montañana (16), Torrens (10) –cinco inicial- Nicholls (5), Domínguez (7), Sánchez (2), Pascua (0), Abalde (4), Valdemoro (11) y Cruz (4).

BIELORRUSIA, 56 (8+12+28+16): Anufryienka (9), Verameyenka (16), Leuchanka (13), Marchanka (9), Trafimava (5) –cinco inicial- Padabed (2), Tarasava (0), Snytsina (2), Dureika (0), Volnaya (0) y Kress (0).

Árbitros: Juris Kokainis (LAT), Oliver Krause (GER) y Nicolas Maestre (FRA).

Más información en feb.es

También podría gustarte Más del autor