Cuartos de la Copa del Rey

Sin casi darnos cuenta ya nos encontramos con las semifinales de la Copa del Rey: un interesantísimo derbi catalán DKV Joventut – Barcelona y el choque de los gallitos de la ACB: Tau Cerámica – Real Madrid.

 

A continuación hacemos un breve resumen de lo que dieron de sí los cuartos de final de la Copa del Rey 2007.

 

Akasvayu Girona – DKV Joventut         82-84

 

El diario "Marca" tiene que entender que Pau Gasol y Marc Gasol son MUY DIFERENTES. El diario se empeñó en que la historia debía repetirse y que Marc Gasol fuera el Pau Gasol del 2001, y no señores, no,…los hermanos son muy diferentes: Pau decide un partido y Marc no.

 

 

El partido fue dominado de principio a fin por el Akasvayu, llevando el ritmo del encuentro bajo la batuta de un genial Marinovic, mientras que los pupilos de Aíto iban siempre un paso por detras. La victoria de los de Pesic parecía evidente pero los verdinegros se empeñaron en hacer historia y 4 puntos consecutivos de Huertas propiciaron el empate al final del encuentro (75-75) y la consiguiente prórroga. Huertas no podría pensar que sus 4 puntos supondrían un mazazo en la moral de Marc y cia., provocando que el Akasvayu perdiera el norte. Durante la prórroga el Akasvayu despareció de la pista y el DKV, liderado por Rudy, dio la vuelta al marcador, consiguiendo el pase a la final.

 

Unicaja – Barcelona         62-77

 

De nuevo queda patente que el favoritismo del equipo anfitrión es un bulo en la Copa del Rey (ya lo dijo Scariolo en su frase copera). Un partido muy sólido de los catalanes, serios en defensa y acertados en en ataque, fue suficiente para dejar sin opciones a los anfitriones. Jordi Trías se encargó de ser el dueño de la pintura, mientras que Navarro hacía lo propio desde el perímetro. Ivanovic dejó en jaque a Scariolo.

 

Tau Cerámica – Caja San Fernando         82-73

 

El Tau se encargó de que Manel Comas y su equipo volvieran a Sevilla sin su anhelada "resaca copera". Es cierto que todas las apuestas estaban a favor del Tau, y éste no falló. El triángulo de las Bermudas: Prigioni, Scola y Rakocevic (48 puntos entre los tres) hizo naufragar a los cajistas, de los que sólo Price (20 puntos) dio la talla, aunque eso sí, no creo que sea el mejor base de la Copa del Rey.

 

Real Madrid – Gran Canaria         85-82

 

Un gran primer cuarto de los blancos hizo pensar que el encuentro sería más fácil de lo esperado, pero el equipo canario se hizo fuerte y consiguió poner en apuros, hasta el final del encuentro, al equipo que dirige Joan Plaza. Bullock (33 puntos) y Reyes (20 puntos) fueron letales.

También podría gustarte Más del autor