Bruesa y Breogán ya están en la final four

Los Barrios y Tenerife ganaron a Alicante y Lleida forzando el tercer partido, rompiendo los pronósticos y llevando los Playoff a una situación dramática y emocionante. Bruesa y Breogán tienen billete asegurado para Cáceres y mientras sus rivales en la Final a Cuatro se jugarán el todo o nada el martes, los de Paco García y Pablo Laso aprovecharán para recuperar fuerzas.

La Adecco LEB Oro confirma todas sus teorías de igualdad, espectáculo y emoción. Los pronósticos no sirven apenas, los favoritos muerden el polvo, los más débiles se reivindican y los partidos se convierten en dramáticos, inciertos, apasionantes. Avisábamos en la previa que los que llegaban con ventaja se encontrarían con mil y una dificultades. Que Rosalía y Los Barrios no se conformarían con un digno final ante su público e intentarían poner contra las cuerdas a Bruesa y Alicante. Y en Los Barrios no sólo los pusieron contra las cuerdas sino que los tumbaron obligándoles a tener que ganar en el tercer partido, en una final con la presión de no poder defraudar a la parroquia. El Bruesa ganó inextremis, sufriendo hasta el último suspiro. Y el Tenerife, fabuloso en Lleida, recuperó el factor pista aprovechándose tanto de su inspiración como del temor histórico de un conjunto catalán que ya se veía haciendo las maletas para Cáceres.

Pero por partes. Pedro Rivero, genial en Los Barrios y con él todo su equipo defiendo a muerte, con el cuchillo entre los dientes, con ganas de demostrar que nadie ni nada puede intimidarles y forzando un tercer partido que ya nadie se atreve a pronosticar.

Y Tenerife recuperó al mejor Barbour en el momento oportuno, 25 puntos y tuvo en Llompart a un perfecto escudero, 21 puntos más, y además tuvo la capacidad para tomar la iniciativa en el marcador y saber seguir amenazando sin especular, sin miedo a ganar. Y mientras tanto Lleida, lamentado no poder matar la serie y volviendo a plantearse una nueva proeza en Canarias.
En Santiago Oleson no encontró su lugar en el partido mientras Panko, Hopckins y Brown formaban un trío adecuado pudiendo mantener vivo al equipo en los peores momentos y sentenciando al final. Ganó Bruesa y lo hizo de manera agónica, para más alegrías si cabe de los cientos de aficionados que viajaron con el equipo. Sabía Pablo Laso que le esperaba una dura prueba pero la realidad superó incluso las previsiones. Sombrerazo a la temporada de Rosalía y más que digna despedida de la temporada.

Mientras tanto el Breogán tuvo la noche más plácida de todos en La Laguna. Consiguió ganar de manera convincente, como lo está haciendo en las últimas semanas demostrando que de todos parece ser el que llega con mejores sensaciones. Muy bien Jeffers, muy bien Kicker pero sobretodo, muy bien el conjunto, ese EQUIPO creado por Paco García y en el que todos saben lo que hacer en cada momento. Y como Rosalía, digno final de otro recién ascendido, un La Laguna que se llevó de premio la mejor de las ovaciones de un público que ha disfrutado de la competición y con el juego de su equipo.

Más información de baloncesto en www.feb.es

También podría gustarte Más del autor