Bien está lo que bien acaba | 24segundos.com

Bien está lo que bien acaba

Ha sido la una copa en la que Pamesa habrá aprendido que para ganarla primero hay que jugarla, lo cual se olvidó de hacer en el preciso momento en el que empezó su partido de cuartos. Mucha naranja para exprimir pero muy poco jugo. Una copa en la que los débiles cimientos del Barcelona sucumbieron ante el incesanteiurbentia bilbao martilleo de una ilusión hecha equipo de baloncesto. Una copa en la que Unicaja vuelve a dejar sensación de nada. Le dieron a elegir al anfitrión y este eligió susto (que no muerte) por lo que otra vez fuera a las primeras de cambio. Al menos su entrenador aprovecharía el fin de semana para ir mirando piso en la capital alavesa. Una copa en la que Gasol (Marc) ha podido comprobar lo duro y “complicado” que es jugar una eliminatoria contra el Madrid. Uno contra cinco es dificil; contra ocho imposible.

Ha sido una copa en la que se ha demostrado que la ilusión por si sola no gana partidos. La misma ilusión que dos días antes tumbaba a ese “equipo” antes conocido como Barcelona, se iba de la copa con una experienciafelipe reyes más y dos jugadores menos. Demasiado precio a pagar para tan poco resultado. Gracias Bilbao por esta copa. Una copa en la que pudimos ver al Real Madrid perder. Pero hay que saber perder. Y es que en boca cerrada no entran moscas señor Felipe Reyes. El respeto y la admiración se ganan dentro y fuera del campo, y lo que usted gana jugando lo pierde hablando. Gracias a Felipe, por su culpa ha subido el pan. Un consejo de amigo: cuando usted vea que alguien se le acerca con un micrófono en la mano, corra hacia la dirección contraria y no mire atrás.

Ha sido una copa en la que Teletovic ha demostrado que es no solo un jugador de baloncesto, sino un gran jugador de baloncesto, por mucho que el año pasado Maljkovic -ese que se hace llamar el sabio- nos quisiera convencer de lo contrario. Una copa en la que Spahija se habrá dado cuenta que un puñado de buenos jugadores por si solos no hacen un equipo campeón -por más que se empeñe su presidente- y que igual debería poner algo de su parte. Una copa en la que Jasaitis debería replantearse lo de ser jugador de baloncesto. Una copa en la que Pete Mickeal se habrá dado cuenta que con dos empujones no se tumba a un MVP.rudy fernandez

Ha sido la copa de Aito -Rey de Copas-, de Ricky, de Ribas, de Mallet, de Barton, de Laviña, de Sonseca, de Jagla, de Moiso, de Popovic, y como no, de Rudy. Un Rudy soberbio, espectacular, egoísta y genial. Un Rudy MVP, esta vez sí, por méritos propios. En definitiva esta ha sido la copa de un equipo: el DKV Juventud.

Bien está lo que bien acaba. Estas fueron las últimas palabras del maestro Reneses antes del salto inicial. Está bien don Alejandro, está muy bien.

También podría gustarte Más del autor