¡¡BARCELONA CAMPEÓN!!

REAL MADRID 53 – 69 WINTERTHUR BARCELONA

 

El Winterthur Barcelona ha sido el justo campeón de la Copa del Rey ‘07. El partido duro exactamente diez minutos. El Barcelona que convirtió en una apisonadora a la que no había forma de parar lo que quedo reflejado en el marcador al final del primer cuarto: ¡¡21 – 5!!. El mejor ataque de la liga había hecho solo 5 puntos con solo una canasta en juego. Vázquez y Trias secaban a los pívots merengues, mientras que por su parte Navarro y Lakovic (que por fin rayó a gran nivel) ganaban la partida a los exteriores madridistas tanto en ataque como en defensa.

 

El segundo cuarto se podía haber evitado. Los catalanes empezaron a no ver aro con tanta claridad, pero el Madrid, demasiado nervioso y ansioso por arreglar el desaguisado del primer cuarto, no la metía ni en una piscina (4/30 en tiros de campo). Con el resultado de 31 – 15 se llegaba al final del primer tiempo.

 

El partido parecía no tener más historia, pero el Barcelona, “especialista” (que se entienda la ironía) en terceros cuartos, iba a dar un poco de vidilla a la final.   Una vez más los de Ivanovic salieron dormidos y el Madrid aprovechó para hacer en seis minutos lo que no había hecho en treinta, y con un parcial de 12-2 metía algo de miedo en el cuerpo a su rival. Un triple de Hervelle ponía a los de suyos por debajo de los diez puntos a escasos segundos para el final del tercer cuarto. La alegría solo duraría hasta la jugada siguiente donde Ukic, con u triple espectacular sobre la bocina (que valió para que los árbitros utilizaran la repetición instantánea) borraba rápidamente la sonrisa de la cara de los jugadores blancos.

 

En el ultimo cuarto el Barcelona se dedicó a administrar la renta de doce puntos con la que acabo e tercer cuarto. A los de Plaza solo les quedaba apelar a la heroica y el pundonor, pero esta vez no fue suficiente. El Madrid (y como no Felipe Reyes) le echó garra, pero unos grandes minutos de Grimau, que hizo olvidar a Navarro, de Ukic y Trias, este último nombrado a la postre MVP de la Copa (a mi parecer acertadísima elección), certificaron el triunfo del Wintertur Barcelona.

 

La imagen del partido se daría al finalizar el mismo cuando la hija de Ivanovic se fundía en un abrazo con su padre, al que le invadía un gesto de felicidad. Desde aquí la enhorabuena a Dusko al que por fin le ha tocado vivir una alegría en el banquillo azulgrana, y que con esta victoria a silenciado más de una boca, entre otras la mía.

También podría gustarte Más del autor