Spleiss Jam

¿Os acordáis de Space Jam? Pues bien, al igual que a Charles Barkley, Patrick Ewing, Muggsy Bogues, Larry Johnson y Shawn Bradley, a mí me robaron mis (pocas) habilidades. A mí, y a Tibor Pleiss. Y en mi caso, no solo hablo de las baloncestísticas, las cuales dudo que haya tenido en algún momento, si no de las de compartir ratos de vida y baloncesto.

Voy a enumeraros a los cinco bandidos que robaron las mías:

Nuevo equipo/proyecto. En 2012 empezaba el desencanto con mi equipo de baloncesto. Ese, año, y pese al éxito deportivo del equipo (Copa del Rey y Play Off por el título), la vida del Lucentum Alicante empezaba a apagarse. La nefasta gestión club durante años y la inestabilidad económica acabarían por dejar al borde del abismo a un equipo y una afición, que a día de hoy lucha por subsistir de la manera más digna posible. Ilusión y trabajo no falta.

Nuevos sistemas. El trabajo. Bendito trabajo. Y hasta aquí puedo leer (escribir), porque tristemente y a día de hoy, decir que uno tiene trabajo es un lujo.

Nuevos compañeros, nuevos roles, menos minutos de juego. La que hasta entonces era mi novia pasaría a ser mi mujer, y donde éramos dos, al poco tiempo pasamos a ser tres, con todo lo que eso conlleva (los papás casados saben de los que hablo).

Y aunque desconozco los cinco adorables monstruos espaciales que le robaron las habilidades al bueno de Tibor, ahora que me doy cuenta, no debían distar mucho de los míos: nuevo equipo/proyecto, nuevos sistemas, nuevos compañeros, nuevos roles y menos minutos.

En la película Michael Jordan era quien recuperara las habilidades de sus compañeros. En mi caso han sido mi “nuevo equipo” (parece que después de mucho tiempo las cosas empiezan a hacerse bien en el Lucentum) que ha hecho que vuelva a ilusionarme con el baloncesto, y mis “nuevos compañeros”, pues pese a mi nuevo rol y mi falta de minutos de juego, han hecho que mi juego sea mucho más alegre. De los nuevos sistemas mejor no hablar.

Y en el caso de Pleiss…como toda buena película, espero que tenga un final feliz.

Leer más

A la afición del Lucentum no le quedan mejillas que poner.

Día uno después del cristo. Una vez sometido mi calentón inicial a temperaturas bajo cero, me gustaría dar mi opinión sobre la Campaña para el Play Off propuesta por el club, y sobre otros comportamientos por parte del mismo, a raíz de ésta, que no me han gustado demasiado, y con las cuales me gustaría mostrar mi desacuerdo.

En primer lugar, soy de la opinión de que la campaña en si es un auténtico despropósito, tanto por las formas, como por el fondo.

No me ha gustado la forma de vender el play off. Desde mi entender se podía haber vendido esta campaña de muchas otras maneras (Día del club, precio simbólico, 50% para abonados, con una entrada se regala otra, descontar el precio del abono del año siguiente, etc…), para que, si bien fuera necesario (que lo es) que el abonado hiciera un último esfuerzo económico, no diera la sensación que siempre son los mismos los que pasan por el aro, recibiendo poco o nada a cambio. Como ya he comentado con varias personas, la afición ni es el problema, ni debe ser la primera solución a la urgente situación económica del club, y menos en un año en el que la afición del Lucentum (que aunque no nos guste es limitada y está exprimida) ha colaborado en la medida de lo posible, e incluso a veces por encima de sus posibilidades, tanto social como económicamente, a todas y cada una de las iniciativas lanzadas desde el club, y otras muchas nacidas de los mismos aficionados (Manifestándose por la no desaparición, abonos, siguiendo al equipo en la Copa Generalitat, en la Copa del Rey con la compra de su pack correspondiente, comprando merchandising tanto en tienda como en sendas ferias outlet, expandiendo la imagen y el nombre del club por redes sociales, movilizando dichas redes en busca de patrocinador…) . A la afición del Lucentum no le quedan mejillas que poner.

No me ha gustado ni el precio de las entradas (escasa diferencia entre abonados y no abonados), ni ciertos tratos de favor, ni la idea de “renovación de abonos express”, la cual vuelve a favorecer más a los nuevos abonados que a los veteranos, y no deja otra impresión de la de una idea poco trabajada. Mi padre siempre me ha dicho que las prisas son para delincuentes y malos toreros, por lo que esta campaña de renovación y venta de abonos improvisada, cuando de todos es sabido que a día de hoy la continuidad del club no está asegurada, pues muy a nuestro pesar pesa más el saco de contras (el concurso de acreedores, el informe del administrador, la Generalitat que promete pero que no mete, el patrocinador fantasma…) que el de los pros, me parece cuanto menos desacertada.

No me ha gustado la manera el mail con el que club ha contestado a las quejas de algunos abonados, pues lo he visto algo arrogante, pero lo que no es entendible es el trato que por parte del club se le ha dado a las quejas de los aficionados en las redes sociales (hablo por facebook), borrando todo tipo de comentarios que mostraban su desacuerdo con la campaña. Pude leer varios de los comentarios que posteriormente fueron borrados y ninguno de ellos incurría en insultos u ofensas tales como para ser eliminados. Y si alguno de ellos pudiera haber ofendido o herido la sensibilidad de alguien en el club hay otras formas mucho menos caciqueras de hacer frente a las críticas. La libertad de expresión es un derecho que debería tomarse un poco más en serio.

No me ha gustado que se ponga al equipo como escudo contra las quejas. Los jugadores y cuerpo técnico no tienen nada que ver en esta polémica entre afición descontenta con una determinada (que no toda) actuación por parte del club. Decir que “el equipo no se merece esto” es una obviedad, y todos estamos de acuerdo en esto, pues el rendimiento profesional y deportivo salta a la vista. Con estas protestas, los que no estamos contentos solo queremos hacer llegar a la directiva que “la afición tampoco se merece esto”.

Como consecuencia de todo este cúmulo de desaciertos (siempre desde mi punto de vista, claro está), en este momento me llena una sensación de desencanto con el club, por lo que seré uno de los muchos aficionados que ha decidido no asistir al próximo partido de play off como medida de protesta. Se que igual muchos pensaréis que es una tontería, pero para mi, y junto con esta queja en forma de artículo, es la manera más racional que se me ha ocurrido para hacer llegar mi descontento a un club al que durante más de diez años le he dedicado mucho tiempo y dinero.

Si nuestro presidente es siempre el primero en decir que la afición de alicante es inteligente, debería también ser el primero en darse cuenta de que el descontento causado en parte de la masa social, es en parte por que un sector de esa afición ha visto como se pone en duda dicha inteligencia.

Por mi parte nunca pondré en duda las intenciones del club, dando por hecho que son las mejores para los intereses de la entidad, pero en este tema, insisto, creo que se han equivocado con creces. Y que muy a mi pesar (y no dentro de mucho tiempo, muy a su pesar) estas actuaciones van a tener consecuencias negativas para el club. Espero equivocarme.

Siempre Lucentum.

Leer más

El día que desaprendimos a ganar.

Desaprendimos a ganar, y lo que nos ha costado aprender a perder.

¿Por qué esta mala racha de jugo y resultados? ¿Por qué el equipo no competía como antes? Se podría decir que las siempre mal venidas lesiones, más notorias si cabe en equipos pequeños, habían sido las principales culpables, y la respuesta más sencilla a ambas preguntas. La escasez de jugadores disponibles trastocaban no solo las dinámicas de juego y entrenos, sino que además cargaban física y psicológicamente al resto de una plantilla limitada de por sí. Y eso, tarde o temprano, tenía que notarse en el campo.

Pero las rachas suelen ser pasajeras. Para mí eso no era lo preocupante. Lo verdaderamente preocupante era la sensación de desánimo y duda que empezaba a instaurarse entre buena parte de la afición. Sensación agravada por no solo por los resultados, sino por el juego desplegado por el equipo en los últimos partidos, aderezada por esa cómoda sensación de tenerlo todo hecho. Además, los siempre bien intencionados titulares sensacionalistas y artículos de opinión de un sector de la “prensa especializada”, de esta ciudad, a los que tan tristemente nos tiene acostumbrados, no ayudaban precisamente, sino más bien todo lo contrario.

Eso era lo preocupante. ¿Cómo podía haber llegado la afición a desanimarse y dudar de este equipo?

Por un lado estaba el equipo. Un equipo que en el mes de julio no existía, que en diciembre se había ganado por meritos propios el cartel de “equipo revelación”, en febrero se había clasificado para la Copa del Rey, y que en el mes de marzo, a falta de nueve jornadas para acabar la liga es quinto clasificado. Por otro lado, la afición, sin duda alguna, el mayor activo de nuestro club. Una afición que en el mes de agosto hacía concentraciones para que el equipo no desapareciera, que en septiembre renovaba sus abonos y hacía lo imposible por traer nuevos abonados, que desde que empezó la temporada había respondido a todas y cada una de las iniciativas del club con la única intención de hacerlo crecer, que en febrero llevó más de seiscientas personas a Barcelona para dejarse la garganta, que tiene colapsadas las redes sociales en busca del ansiado patrocinador que de la estabilidad económica tan deseada…no lo entendía. No entendía como ese binomio casi perfecto que había surgido esta temporada entre equipo y afición podía romperse por unos cuantos malos partidos.

Menos mal que a la sexta llegó la vencida. Ahora dudo de las dudas. ¡Que los dudosos vuelvan al rebaño! Este equipo nos necesita a todos y cada uno de nosotros sin excepción.

Leer más

Me sobran los motivos.

Por cada temporada, cada jornada, cada partido, cada equipo, cada entrenador, cada jugador, cada canasta, cada rebote, cada grito, cada victoria, cada derrota, cada alegría, cada decepción…por cada balón, cada camiseta, cada par de zapatillas, cada pachanga, cada risa, cada risa, cada cabreo…por cada palabra, cada frase, cada artículo, cada opinión, cada crítica, cada consejo, cada discusión…por cada viaje, cada ciudad, cada experiencia, cada recuerdo, cada afición, cada pabellón…por cada persona, cada conocido, cada compañero, cada amigo…por todos y cada uno de los momentos que me ha dado el baloncesto, solo por eso merece la pena volver.

Hola de nuevo, familia.

Leer más

Un momento, que la están peinando.

Esa frase se ha escuchado en mi casa desde que tengo conocimiento (más de lo que algunos pensáis) cada vez que cualquier cosa iba a tardar un poco más de lo previsto. Y en esas estamos ahora mismo. Desde el final del Eurobasket he estado trabajando en un nuevo diseño/imagen más acorde con el cambio de rumbo (menos página de información, más blog de opinión) que ha tomado la web desde mi reentrada allá por marzo de este año, y parece (espero y deseo) que para la semana que viene ese trabajo de sus frutos. Sera a partir de entonces cuando vuelva a compartir con todos vosotros mi particular/curiosa/rara/personal forma de ver el baloncesto. Un abrazo.

Leer más

Oro parece, plata no es.

España 98, Francia (la de verdad) 85.
Resumen del partido: BA-LON-CES-TO! Con todas sus letras y en mayúscula.
A los amigos franceses: cuando juegas contra España no te dejas ganar, simplemente pierdes.
Es curioso, hoy me está costando más que nunca escribir estas líneas…no me quiero dejar a nadie…Pau: sin tí no soy nada; Ibaka: el único que puede decir que se ha dejado los cuernos. Cinco tapones en 3,43 minutos…mami que será lo que tiene el negro!; Victor Sada: o como jugar con la misma intensidad un minuto, cinco, diez, una final de un Eurobasket o un partido de solteros contra casados; Calderón: agradecido y emocionado, solamente puedo decir, gracias por venir; Felipe Reyes: España entera quiso que fueras tú quien levantara la copa de campeones…todos los días sale el sol, felipón!; Rudy: la intensidad elevada al cuadrado; Marc: enorme en todos los sentidos; Llull, Ricky, San Emeterio, Claver, Scariolo y todo su cuerpo técnico (con sus virtudes y sus defectos, los cuales obvio hoy por que el oro me ha cegado, pero que no sirva de precedente)…y un nombre por encima del resto: Juan Carlos II Rey de España y MVP de Lituania.
Hoy sobran las palabras, pero solo diré tres: CAMPEONES DE EUROPA.
PD. Quiero y deseo que este año sea Juan Carlos Navarro quien pronuncie el discurso de Navidad.
PD2. Pau+Navarro+Reyes: Siete medallas para tres hermanos.
PD3. El Eurobasket empezó el día treinta y uno de agosto…dieciocho días después los de Caser siguen sin haberle reparado la gotera a Marc.

Leer más

Postre, medalla y olimpiadas.

España 92, Macedonia 80.
El baloncesto gana por los pelos a un Scariolo peleón.
Casi veinte horas después del partido y aun no he podido relajar todas las partes de mi cuerpo.
Me he prometio a mi mismo no hacer ninguna broma fácil con el nombre del rival.
Partido en el que primaron los ataques sobre las defensas…a España le bastaron tres para ganar el partido…los Macedonios decidieron atacar todo el partido, unas veces la canasta rival y otras la integridad física de los nuestros, siempre bajo la atenta mirada y supervisión de tres profesionales del arbitraje.
A.- Jugar la semifinal contra Macedonia, sabíamos que no iba a ser fácil.
B.- Jugar la semifinal con uno de los arbitrajes más vergonzosos de todo el campeonato, lo hacía aun más difícil. (Pepe, sigues sin solucionarme esto)
C.- A+B+Scariolo por momentos se hizo imposible…
…hasta que Ricky Rubio metió el triple…ese partido ya no se podía perder.
Un mal día lo tiene cualquiera: Pau Gasol (22 puntos,17 rebotes)
Navarro: tic tac, tic tac, tic tac…¡boooooooom! (36 puntos)…sin palabras…bueno, solo cinco: adoro a este hombre.
Muy buenos e importantes minutos para Ibaka. Este es Serge que todos esperamos.
En fin, victoria, final, medalla y Juegos Olímpicos…no se puede pedir más, de momento.
PD. Ahora toca demostrar que Europa no empieza en los Pirineos.

Leer más

Aviso de bomba (Navarro)

España 86, Eslovenia 64.

El baloncesto suma y sigue.

Partido duro y trabado como era de esperar, tratándose de un rival entrenado por Boza Maljkovic. Las defensas al rozando el límite, tocando el límite, y sobrepasando el límite, por parte de los jugadores eslovenos, uniod a la excesiva permisibilidad arbitral, mantuvieron el partido igualado en la primera mitad. Una mayor intensidad defensiva, una zona bien hecha, Navarro y Gasol, pusieron las cosas en su sitio en el tercer cuarto (36 puntos, un punto más que en toda la primera mitad). Una vez más, sobró el último cuarto. Lo peor sin duda, la posible lesión de Calderón.

El comienzo de partido de Eslovenia le ha sorprendido hasta a ellos mismos.

Dicen que una vez un equipo de Maljkovic llegó a setenta puntos…pero no está documentado.

Lo de Pau empieza a ser preocupante…preocupante para los pívots rivales, claro está (19 puntos y 16 rebotes).

Yo de mayor quiero ser como Rudy, pero bien peinado.

Hecho de menos las entradas a canasta de San Emeterio y LLull.

Me gustaría no tener que volver a hablar de las dichosas rotaciones, pero Scariolo es un provocador.

Alguien debería enseñarle a Goran Dragic lo que es el respeto a los mayores…más cuando a la persona en cuestión no le llegas ni a la suela de la zapatilla, personal y deportivamente hablando. Niñato.

Ahora vamos con el test:

- Maljkovic, sobre Juan Carlos Navarro: “Antes de cada partido siempre me saluda muy cariñoso, pero luego me mete veinte puntos” (26 para ser exáctos). ACIERTO.

- Intentar parar a Navarro con provocaciones. ERROR.

Empieza a ser preocupante la falta de respeto arbitral. ¿Tan poco peso tenemos?. Pepe (Sáez) creo que esto lo dejé en tus manos…

En fin, victoria clara, preolímpico asegurado y a luchar por las medallas. Ya estamos un poco más cerca.

PD. Lituania 65, Macedonia 67. Pagaría por ver la cara de Collet…jajajajaja…

PD2. …jajajajajajajaja…

Leer más

Ridícula revolución francesa.

España 96, Francia 69.
Demasiada historia para un partido sin historia.
¿Baloncesto? Dos no juegan si uno no quiere. Vergonzosa la actitud del equipo francés. Lo más destacable del resultado: que es capicúa. Que me devuelvan el dinero!
Resumen: partidillo de veinte minutos a media cancha.
Lo más positivo del encuentro: la recuperación anímica de Rudy, los buenos minutos de Ibaka y Sada, y la aparición (por fin) de Victor Claver.
Antes de comenzar el partido han preguntado a Sergio Scariolo si se habían planteado la posibilidad de perder el encuentro con vistas a los cruces de cuartos y semifinales…me hubiera gustado escuchar la respuesta de Vincent Collet a la misma pregunta.
En fin, una victoria más y un partido menos. Ahora a esperar rival.
PD. Victor Claver: “Pau está tocado, si, pero por una varita, es muy bueno”.

Leer más

Seria, Serbia, soberbia.

España 84, Serbia 59.
El baloncesto es muy fácil, aunque siempre haya gente que se empeñe en complicarlo. De acuerdo que todos llevamos un entrenador dentro, pero a Lituania hemos llevado uno lento.
Seria en ataque, (antigua)Serbia en defensa, y soberbia en su cojunto.
¿Fantasmas del pasado? Los fantasmas no existen. El partido de hoy ha dejado claro que cualquier tiempo pasado fue anterior.
Si X=Navarro tiene el partido tonto, e Y=Navarro se dedica a dividir y doblar balón, entonces X+Y=2 (o 3, o personal).
Pau y Marc siguen inconmensurables. ¿Que tendrán las alcachofas de Sant Boi? Esta va por ti querido Andrés (aunque se de primera mano que a Pau no le gustan).
Amo a Victor Sada. Ale, ya lo he dicho.
No me gustan ciertas actitudes/decisiones arbitrales en contra de algunos de nuestros jugadores. Demasiada falta de respeto. Pepe (Sáez) esto te lo dejo a ti, que a mi se me escapa de las manos.
En fin, victoria contundente de esas que devuelven la sonrisa.
PD. Hoy me he enterado que el término “segunda unidad” podía ser ofensivo…yo creo que en nuestro caso es más bien defensivo…espera, ¿ofensivo del verbo ofender?…apaga y vamonos.
PD2. Iturriaga: “os digo yo que Pau tiene alma de palomero”. Sin comentarios.
PD3. Sergio Scariolo en una entrevista hecha para el diario 20 minutos: “La valoración de mi trabajo es diferente por ser extranjero. No sería la misma si el seleccionador fuera español, pero no me quita el sueño”. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

Leer más